Cuando afrontamos la venta de nuestra casa lo que más ocupa nuestra atención es conseguir por ella un “buen precio”, una cantidad que satisfaga nuestras expectativas o necesidades en ese momento. Sin embargo, en estos pensamientos, la mayoría de los propietarios, vendedores noveles, no se paran a entender lo relacionado que está el tiempo que pasa una propiedad en el mercado con el precio final de venta que se consigue para ella. 

Si la situación inicial es que el tiempo de venta es la prioridad, parece que solo entra en nuestros planes bajar el precio hasta convertirlo en un caramelo para inversores

Pero nada más lejos de la realidad, porque hoy te damos importantes consejos que creemos que debes tener en cuenta para poder vender tu vivienda lo más rápido posible sin pasar, por supuesto, por la rebaja del precio por debajo de su valor de mercado.

cómo.vender-tu-casa-más-rápidamente

1. Pon el precio justo

Con un precio justo nos referimos a un precio de mercado. Los compradores suelen tirarse meses buscando casas y conocen perfectamente el mercado, la oferta y sus precios. Sabemos que para ti, tu casa es muy valiosa, pero debes asumir que en el mercado es una opción más.

  • Mira los precios que hay de casas similares en tu zona (tipología, estado, ubicación…) anunciados en internet. Ten en cuenta que las casas que verás son justo las que no se han vendido aún. Por ello, esto solo podrá ser un punto de partida, pues los precios que aparecen en los portales inmobiliarios no son precios de cierre, sino de puesta a la venta. Lo normal es que estos inmuebles se vendan a un recio más bajo que el publicado.
  • Consulta a un profesional inmobiliario experto en tu zona. Es imprescindible que sepas cuáles son los precios de venta reales. Esa información la controla un profesional de tu zona cuyo día a día es la compraventa de viviendas. El agente inmobiliario también sabrá guiarte sobre el tiempo medio de venta en tu zona y así podrás analizar correctamente y con información fiable la relación precio-tiempo. Solo un agente inmobiliario es capaza de valorar a precio de mercado una vivienda. El cuenta con una información y una experiencia sin las cuales sería imposible llevar a cabo de forma correcta algo tan importante como es la valoración de un inmueble.

2. Invierte en la puesta a punto de tu vivienda

Si tienes poco tiempo para organizar la venta de la propiedad no te estarás planteando hacer una reforma, sin embargo, es muy posible, que si afrontas una buena reforma exprés de algunas estancias clave de tu vivienda una vez salga a la venta, el proceso se acorte considerablemente.

Incluso si tu vivienda se encuentra en buen estado, la reforma y actualización de baños y cocina siempre aumentan no solo el valor de mercado (compensando la inversión), sino, el interés de los compradores que es lo que más nos interesa en este post.

Si no podemos afrontar una reforma de envergadura, sí podemos prestar atención a ciertos detalles para aumentar el atractivo de la vivienda y acortar su tiempo en el mercado:

  • Ordena y retira todo lo que sobre, incluido muebles. Es importantísimo aumentar la sensación de espacio. Aunque sea a costa de contratar un trastero un tiempo.
  • Cambia las bombillas por unas de máxima intensidad. Pero lo más importante, cerciórate de que todas las bombillas de la casa funcionan, ¡en todas las estancias! Entrar una habitación cuya luz no funciona genera muy malas sensaciones. A su vez, no olvides que siempre debes de mostrar tu casa con la mejor luz.
  • Arregla desperfectos estéticos como arañazos en puertas o un felpudo gastado. Y un aspecto muy importante, vigila el estado de tus suelos. Un suelo descuidado puede generar una muy mala sensación. Este es el momento de acuchillar y barnizar el suelo o de pulirlo en caso de que éstos sean de mármol.
  • Limpia a conciencia. Es una buena opción contar con profesionales. Ventanas, persianas, azulejos…seguro que necesitan un buen lavado. No te imaginas la mala sensación que puede legar a dar entrar a una casa que no está reluciente.
  • Compra ropa de cama nueva y detalles como cojines o fundas para el sofá.
  • Estás vendiendo la casa, no tus cosas y necesitas que los compradores se visualicen allí: fuera fotos, trofeos o recuerdos de viajes.

Si por el contrario, la casa está vacía, te va a salir muy rentable para vender la casa rápidamente hablar con profesionales del home staging y estudiar las opciones para sacar el máximo partido a los espacios.  En este sentido, existen empresas especializadas que incluso pueden ofrecerte hasta muebles de cartón. Lo importante es crear un ambiente cálido peo despersonalizado logrando que el potencial comprador si visualice viviendo en esa casa.

Hemos creado este listado de consejos que pueden ayudarte a poner tu vivienda a punto para la venta. Puedes también descargar nuestra guía de home-staging aqui

3. Mima los anuncios

No olvides que solo tienes una oportunidad para crear una buena primera impresión. La primera impresión de tu casa para un comprador es la que determina todo el posible proceso posterior. La mayoría de los casos esta primera impresión será a través de un anuncio digital.

  • Haz fotos profesionales o déjate guiar. Nuestra recomendación: que contrates a un fotógrafo. De hecho, las casas con fotografías profesionakles se venden más rápidamente porque genera mayor atención por parte de los potenciales compradores.
  • Prepara la casa para la sesión de fotos: orden, limpieza y luz.
  • Escribe textos descriptivos sobre la vivienda y la vida en la zona. Recalca la utilidad de la vivienda, para quién está indicada y todo el partido que s epuede sacar. Es una gran forma de captar esa primera atención tan necesaria para vender rápidamente.
  • Adjunta un plano aunque sea a mano alzada. Ayuda a entender la vivienda y ahorra llamadas de compradores y visitas infructuosas.

4. Sé meticuloso y previsor

Un punto clave para acelerar la venta de tu casa y que depende solo de ti, es tener previsto todo lo necesario para el día que llegue la oferta definitiva. Prepara la documentación de la vivienda, ten previstos los gastos que te va a suponer y prepara las respuestas a las posibles dudas de los compradores tanto del proceso como de la vivienda.

5. Cuenta con profesionales

Como has podido comprobar, hay muchos factores que van a influir en que tu casa se venda rápidamente. Por ello, si la venta de tu casa está marcada por un tiempo límite, la mejor opción es contar con un profesional inmobiliario que conozca la situación de mercado de tu zona desde el primer momento, conozca los procesos, cuente con un equipo de profesionales de marketing y legales, y gestione las peticiones de información y visitas de los compradores a jornada y con dedicación completa.  Y es que, solo un profesional inmobiliario es capaz de vender tu acsa al mejor precio y en el menor tiempo posible.

Si quieres vender tu vivienda rápidamente, busca al agente REMAX y comienza la cuenta atrás para ir a notaría.