¡Echa un vistazo a los secretos para hacer de esta experiencia un éxito!

que-hacer-y-que-no-hacer-cuando-compras-una-casa-por-primera-vez-

Comprar tu primera casa es muy emocionante: será tu propio espacio donde tu familia creará recuerdos que durarán toda la vida. Pero, aunque será una experiencia que cambiará tu vida, ¡no tiene que ser una experiencia desagradable! Sigue nuestros consejos, los cuales harán que comprar una casa sea más fácil sabiendo qué hacer y qué no hacer:

SÍ: Conoce tu presupuesto

Obtener la aprobación previa de un préstamo es un primer paso fácil para calcular cuál es tu presupuesto para la compra de una vivienda, y aunque no es todo el trabajo (también tendrás que revisar tus otros gastos para asegurarte de que la cantidad sea adecuada para ti) es esencial y rápido. Una vez que hayas encontrado el número mágico, pídale a tu agente REMAX que te ayude a encontrar las propiedades que te interesan y se ajustan a tu presupuesto, incluidos impuestos y el seguro. Muchas de estas cosas son complicadas al principio, pero es su trabajo ayudarte a superarlas.

NO: ¡Dejarse llevar!

Una vez que hayas obtenido el presupuesto perfecto para tu primera casa, asegúrate de evitar el temido “aumento de presupuesto», ese tirón demasiado persistente para agregar una piscina, un tercer dormitorio o una renovación de la cocina. Por el momento, estos complementos (especialmente los asequibles) parecen razonables, pero con el tiempo se acumularán y te sacarán de tu zona de confort, ¡y eso puede hacer que la solicitud de hipoteca se retrase y sea más difícil de lo que debe ser!

SÍ: Elige el vecindario perfecto

Un aspecto muy importante para encontrar la casa adecuada es la ubicación y, en ocasiones, descubrir esta parte puede ser tan difícil como encontrar la casa en sí. Puedes decidir que un área no tiene suficientes parques, escuelas lo suficientemente buenas o un centro urbano lo suficientemente animado, y deseas averiguarlo antes de comenzar a buscar propiedades. ¿No estás seguro de qué ventajas ofrece un área? Tu agente REMAX también está listo para ayudarte con eso.

SÍ: ¡Considera el valor de reventa!

Las  imperfecciones de una casa pueden ser vistas por algunos como una gran oportunidad cuando se tiene en cuenta el valor actual (por encima de lo que estás pagando actualmente) si esos errores se corrigieran. Esto es lo que denominamos, valor de reventa, el valor que ganas cuando vendas la casa en el futuro. Reparaciones sensatas y mejoras de equipos pueden pagarse en si mismas e incluso añadir valor, como por ejemplo un aire acondicionado nuevo el cual te ahorra dinero en la factura de luz y añade valor a la vivienda. No sobrestimes el valor del exterior, un simple retoque puede derretir el corazón de un comprador, lo que significa dinero para ti cuando sea el momento de mudarte

NO: Perder los nervios – ¡Todo va a estar bien!

Comprar una casa significa tantas cosas diferentes para un comprador novato, y todas a la vez, por lo que puede ser bastante abrumador. Pero, lo primero es lo primero: ¡no te asustes! Aunque este proceso tiene muchas partes, lo hacemos todos los días y estamos aquí para guiarte en cada paso del camino. Comprar tu primera casa es un hito importante, pero no lo estás haciendo solo; ¡así que respira, ponte en marcha, y recuerda disfrutar de este momento tan emocionante!

¡Solo tienes que contactar con tu agente RE/MAX!